GRATIS, con tu primer pedido, nuestra aceitera Wild Glass (vidrio 100% reciclado)

Podar contra natura. La Y griega

El olivo quiere reproducirse, quiere rodearse de otros como él y perpetuarse como especie vegetal. Durante miles de años, como cualquier otro leñoso que conocemos lo consiguió de una manera más o menos exitosa allá donde las condiciones climáticas y las características del terreno se lo permitían.

Para su reproducción el olivo usaba esa fruto tan preciado por nosotros, la aceituna u oliva. Dentro de ella está el hueso y dentro del hueso la semilla, y cuando ésta caía al suelo…pues pasaba eso que aprendimos en “Ciencias naturales” los que somos de la EGB

Es decir, el olivo pasa un kilo de nosotros y de nuestro aceite. Sólo busca reproducirse cuando da fruto.

Y para que nuestros olivos maximicen la cantidad de frutos, la poda que les hagamos y cómo se la hagamos es fundamental. Algo que no todo el mundo sabes es que las aceitunas u olivas que recogemos cada año nacen casi exclusivamente de los nuevos brotes de ese año. No encontraremos olivas a todo lo largo de una rama. Por esa razón El olivo ha de renovar su “porte” o “bosque” de un modo sostenido y sostenible cada año. Si prescindiéramos de la poda, si no limpiáramos de madera vieja, habría muchos menos brotes nuevos y acabaríamos con un acebuche cerrado, un olivo silvestre de ramas envejecidas y con una forma más o menos compacta. Parecería un arbusto más del monte bajo mediterráneo y sus cosechas serían mucho menores.

Ésto mirando a las plantas a nivel vegetativo…pero, y si miramos al homo sapiens que quiere explotar estos cultivos para ganarse la vida y mantener sus campos productivos, ¿Cómo será esa poda?

En el olivar de Nombre Propio lo tenemos clarinete. La evolución histórica del precio del aceite por debajo de la evolución de los costes de producción, las cada vez mayores ( y lógicas) exigencias de calidad en el mercado, la gran escasez de mano de obra agrícola en determinados pueblos, la complejidad burocrática para el empleo de mano de obra extranjera etc… han empujado al campo al dilema de mecanizarse o morir. Bueno hay una tercera opción. Estar muy forrado y considerarlo tu jardín de olivos donde pasearte con el Barbour y unas buenas botas, silbando algo, sin hacer ni un número.

Los olivares, afortunadamente para la España vacía ( vaciada es mucho más exacto), siguen requiriendo muchos jornales de personas que hacen distintas labores a lo largo del año, pero la recogida, o se optimiza con maquinaria, o el olivar puede llegar a ser ruinoso. Para esa mecanización nuestra finca pasó de tener 2 y 3 pies a sólo 1 y así poder vibrarlos con pinza y paraguas, maximizando la cantidad de aceituna que podemos recoger con nuestro personal y un grupo de eventuales.

Para trabajar bien esas pinzas vibradoras con paraguas requieren olivos altos, con poda en “ye”, o “ y griega” que decíamos antes.

¿ y eso? Esta poda elimina las faldas o ramas colganderas, que aunque suelen ser fruteras no son fáciles de recolectar porque rozan con la lona del paraguas y la vibración no derrumba las olivas.

Además en nuestro caso, dejamos a ovejas pastar y controlar la cubierta vegetal que mantenemos en nuestras prácticas de agricultura ecológica. Aunque prefieren la hierba baja y crujiente la tentación de los brotes nuevos del olivo siempre está ahí y dejárselos al alcance de su cuello no es buena idea.

Bag in Box Aceite de Oliva Nombre Propio
Elige tu variedad y prueba nuestros aceites

Te lo enviamos a casa en nuestro envase BIB

Entradas relacionadas

Recogida oliva Nombre Propio

Recogida de la oliva 2021-22

El optimismo siempre por bandera, pero no podemos negar que ha sido un año difícil, otro más, para la olivicultores  Ahora que ya tenemos nuestra

¿Qué tal si nos seguimos viendo?

Apúntate gratis a nuestro boletín de noticias y recibe en tu email nuestras novedades y promociones.